Un taxista, a la espera para desinfectar su vehículo
Un taxista, a la espera para desinfectar su vehículo SERGIO G. VALERO

El sector propone limitar la flota a un 60% como sucedía con el estado de alarma y el Ayuntamiento de la capital señala que eso «no es posible» y oferta hacer «voluntario» el número de horas de trabajo

Con una protesta y una amenaza de huelga en el horizonte próximo, el Ayuntamiento de Madrid ha explorado una tercera vía con el sector del taxi. Mientras los taxistas piden reducir la flota al 60% por la escasa demanda y la corporación argumenta que eso no es posible sin el estado de alarma, el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, y el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, han abierto este viernes una nueva puerta: levantar la obligación de horas y días de trabajo como servicio público.

«Estamos dispuestos a eximirles de la obligación de trabajar de manera que sea voluntario porque ahora deben hacerlo de forma obligatoria cinco días a la semana y 7 horas al día», ha señalado este viernes Carabante. Esa es la opción que el Ayuntamiento de la capital pone sobre la mesa de un sector en el que la Federación Profesional del Taxi, la Gremial Autotaxi y Élite Taxi han convocado una protesta para el próximo martes 30 de junio.

En Cibeles señalan que «no es posible» ejecutar la medida propuesta por el sector de reducir la flota como se hacía con el estado de alarma en vigor ante la baja demanda de viajeros derivada de la pandemia. «Tendríamos que modificar la ordenanza que lleva varios meses y, por tanto, en el corto plazo no podemos hacer la regulación que ellos nos solicitan«, ha asegurado este viernes el delegado tras presentar su propuesta.

No obstante, la corporación municipal seguirá negociando con los taxistas para evitar que se produzcan las concentraciones en las inmediaciones de Cibeles el próximo martes. «Nos reuniremos tantas veces como haga falta con el sector del taxi que no olvidemos que es un servicio público», ha agregado el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, que se ha mostrado dispuesto a «encontrar soluciones» dentro de «la capacidad» y «las competencias» del Consistorio.

«No podemos obligar a no trabajar a aquellos que quieren trabajar», ha aseverado el regidor sobre un sector al que ha situado como «parte fundamental» para la movilidad de la ciudad de Madrid en esta etapa posterior a la crisis sanitaria del coronavirus./El Mundo.

¡Coméntalo en Facebook!

comments