¿De qué lado estás?

Si hay algo que tengo claro, y que desde el sector del taxi y trabajando a lo largo de los años con diferentes colectivos en lucha como los riders se ha demostrado, es que el hecho de pertenecer a la misma clase, la clase obrera, la clase trabajadora. Es lo que nos hace comprender los problemas de los demás y sobre todo aportar verdaderas soluciones para todas y todos.

TITO ÁLVAREZ
Taxista

Y es lo que nos diferencia de los que nos someten, de los que pretenden exprimirnos hasta la última gota con el único fin de engordar su cuenta de beneficio.

Es un error muy grave intentar estar entre las dos aguas, entre los que someten y los que están sometidos, porque lógicamente al final el interés que va a primar por encima de la clase trabajadora es el del poderoso.

Por eso es que, por mucho que intentes vestir de innovador simplemente con palabras una posible solución a un problema para una clase a la que ni perteneces ni parece que tengas intención de hacerlo, no deja de ser la misma historia de terror contada de otra manera.

Porque trader vende mucho, tiene sonoridad y, como la mayoría de anglicismos, le da ese toque de sofisticación 2.0 que se lleva tanto en estos tiempos. Pero no nos engañemos. Los eufemismos son para eso, decir algo que está feo con palabras bonitas. 

«Explotación 2.0, más de lo mismo», lo llamaría yo. Seguramente quede peor que autónomo digital o el ya mencionado trader, pero al final describe la realidad. Estamos ante otro invento más de un par de buitres para seguir llenándose los bolsillos a costa de la seguridad y de los derechos de las trabajadoras y trabajadores.

Y bueno desde la patronal es lo normal. ¡Ya sabes!, como también he dicho antes. La tostada siempre cae por el mismo sitio para desgracia de la trabajadora y del trabajador, en este caso. Pero. por otra parte, como defensor de los intereses de las autónomas y los autónomos, es una verdadera irresponsabilidad.

El refranero español dice: «No se puede estar al plato y a las tajadas». Y, en este caso, está con quien se lleva nuestro plato cuando se ha comido las tajadas. 

La uberizacion es una lacra para todas las autónomas y autónomos, y es un verdadero disparate que sea el mismo empresario el que nunca ha pretendido respetar a la trabajadora y al trabajador, como empleado, dejándole tirado en la calle de falso autónomo el que ahora venga a imponer como hay que trabajar. 

Porque que no nos engañen, si el empresario está conforme es porque le interesa y sobre todo porque le interesa a su bolsillo y a su plusvalía a costa del sudor de o de la rider. No por el bien común. No nos haga reír .

La conformidad del que pisotea mis derechos para implantar un modelo de trabajo diferente del que beneficia mis intereses y a los intereses de mi clase, no sólo genera desconfianza, sino que nos da la sensación de que nos quieren seguir tomando por idiotas. 

Si pretende alguien representar a nuestra clase, es mejor que baje de las alturas al llano y preste atención a todas y todos. La dignidad que se merecen los riders como empleadas y empleados con derechos plenos empieza por la dignidad de sus representantes . 

Y estar en la CEOE es representar los intereses de nuestro enemigo atacando a nuestra clase. Que le quede claro.

En otras palabras, es una tradición a la clase que pretende representar.

Qué dilema para Lorenzo Amor elegir entre el amo o el pobre autónomo, víctima de los que utilizan su posición dominante para destruir el tejido productivo del país. 

Elegir entre Glovo, Uber o derechos laborales. 

Quizás, ahora resulta que lo que está de moda es blanquear la figura del falso autónomo con traders y «autónomos digitales» y no son tiempos de ponerse de perfil. 

Yo más bien creo y permítame que se lo diga, que lo que realmente toca es ir de frente y decirlo las cosas clara. O estás con los que sufren las consecuencias del capitalismo de plataforma o estás con los verdugos que imponen y someten a la más absoluta precariedad y miseria. 

Y del mismo modo, o estás con las autónomas y autónomos, o con los del IBEX 35. No se puede ser del Barça y del Madrid, señor Lorenzo. 

Resumiendo, a ver a estas alturas si ya lo aprendemos a decir: los riders son trabajadoras y trabajadores por cuenta A-J-E-N-A y los «falsos» autónomos, son simplemente la puerta trasera que utilizan estas empresas para precarizar el empleo y saltarse el derecho laboral. 

En 25 años que lleva defendiendo a las autónomas y a los autónomos supongo que esto se lo habrá aprendido por lo menos, ¿no? 

Porque no nos engañemos, todas y todos sabemos que es una práctica bastante habitual que los lobbies introduzcan asociaciones o sindicatos amarillos para ejercer presión e influir en las decisiones políticas con el objetivo de salirse con la suya. 

Además, suelen estar muy bien pagados … 

Afortunadamente, tenemos una ministra que viene del mundo sindical y no van a conseguir engañarla. En este caso, la aritmética parlamentaria será la que decida y nosotros nos vamos a vaciar para que la Ley reconozca los riders como trabajadores por cuenta A-J-E-N-A y acabe con la precariedad y pérdida de derechos. 

La batalla contra la esclavitud del siglo XXI está servida. /Metropoli

¡Coméntalo en Facebook!

comments